Mcdonald’s se adelanta en los restaurantes de fast food incluyendo Inteligencia Artificial

Mcdonald’s se adelanta en los restaurantes de fast food incluyendo Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial se hace un hueco en los restaurantes de comida rápida y McDonald´s, el gigante de las hamburguesas no desaprovecha ni un momento en aprovechar el progreso de las nuevas tecnologías para su propia ganancia.

McDonald´s compró a principios de este año la firma tecnológica Dynamic Yield, dedicada en usar el aprendizaje automático para conceder un trato personalizado a los consumidores. Con esta adquisición se plantea el objetivo de implementar la Inteligencia Artificial en su servicio de McAuto.

Para poder realizar este plan, también ha adquirido a Apprente, startup de reciente creación dedicada a tecnología de conversación basada en la voz.

Esta agrupación de sociedades ha dado lugar a la creación de McD Tech Labs, un equipo donde los ingenieros y científicos pueden realizar nuevos productos al servicio del gigante alimentario.

Aunque no lo pensemos, la IA influye en nuestros pedidos. Desde que llegas con tu auto al McAuto. Se escanea la matrícula y se accede al perfil del consumidor con los pedidos realizados en anteriores ocasiones. La Inteligencia Artificial te enseñara, a través de pantallas y comandos de voz, nuevos menús dinámicos que pueden conseguir que pidas extras que no pensabas querer.

Además, dependiendo de variables como por ejemplo momento del día, climatología u opciones más populares, el programa de Inteligencia Artificial realizada por Dynamic Yield sugerirá diferentes menús. También influirá el tráfico que haya en ese momento en el McAuto. En caso de que haya un exceso, los combinados que se propongan serán los que más fácil sean de preparar para agilizar el movimiento de autos.

Según McDonald´s, es la primera vez que se usa la Inteligencia Artificial en un restaurante de fast food.

Los primeros que la sufrirán serán los McAutos, pero no descartan que la Inteligencia Artificial pase al interior de sus locales y los usuarios de a pie sean los beneficiarios de esta tecnología. Y por supuesto, de ahí se pasaría a la aplicación móvil. McDonald´s también piensa optimizar sus cocinas, pero aún no sabe de qué manera.

Robot militar LT2 Bulldog Tactical Robot

Robot militar LT2 Bulldog Tactical Robot

Los robots para reconocimiento son una aplicación creada para explorar terrenos o edificaciones de riesgo con el fin de no situar en riesgo la integridad de las tropas. En este articulo os mostramos a LT2 Bulldog Tactical Robot, una solución robótica que pertenece al gobierno de EEUU.

Este robot ha sido diseñado para examinar superficies que anteriormente han sido identificados como de riesgo. LT2 Bulldog Tactical Robot es un buscador que esquiva poner en peligro la seguridad de los militares gracias a que es capaz de atravesar puertas y descubrir en su camino impedimentos y paquetes que puedan ser dudosos.

El robot lleva incorporado un brazo mecánico que incorpora de seis ejes y que le ayuda a dejar en el terreno cualquier tipo de elementos, como por ejemplo de material peligros.

En la zona frontal incorpora una cámara que le deja hacer un zoom X30, muy similar a la que contiene en el brazo robótico. A su vez contiene de un sistema de escucha de dos direcciones, mientras que en la zona posterior lleva instalada otro objetivo con el fin de evitar impedimentos mientras que se mueve.

el robot explorador pesa en torno a 40 kilogramos y es capaz de desplazarse por medio de un dispositivo de oruga que le permite andar sobre cualquier superficie, incluso si fuese necesario subir escalones. El robot no es totalmente autónomo, debido a que es controlado por un operario a través de un sistema de control remoto que puede estar hasta a 1 km de distancia del robot.

De momento este sistema robótico no lleva instalada munición, ya que LT2 Bulldog Tactical Robot ha sido diseñado para realizar labores de examinar el terreno y evitar poner en peligro la integridad de las tropas.

Es una tecnología que complementa a los soldados, puesto que si el resultado de la exploración es positivo, las tropas entran posteriormente en combate.

Universal Robot afirma la recuperación de la inversión al adquirir el kit ActiNav en 18 meses

Universal Robot afirma la recuperación de la inversión al adquirir el kit ActiNav en 18 meses

Integrar sistemas robóticos que ayuden los procesos de calibración y de programación, se ha convertido en uno de los elementos más importantes en el momento de buscar un programa. Universal Robots se aventura por el sistema Actinav para dar a sus clientes una medida que mengüe el tiempo de integración del sistema, así como de su programación.

Se espera del kit de aplicaciones UR+, ActiNav, que facilite la instalación de la aplicación en los robots colaborativos. El programa se ha creado para trabajos de extracción de objetos de contenedores a través del empleo de visión artificial (Bin Picking), para alimentación autónoma de máquinas CNC o procesamiento de piezas.

El robot colaborativo que propone la empresa danesa para integrar el sistema es el UR5e o el UR10e. El equipo le concede controlar los datos de la visión, crear movimientos sin colisión, así como control total del robot en tiempo real.

Una de las ventajas de la aplicación es que no requiere de elevados conocimientos de informática para ponerlo en marcha. Se programa enseñando al cobot manualmente los movimientos a través de un guiado de la superficie del contenedor utilizando el efector final. Manualmente se orienta el cobot para que el programa diseñado por Universal Robots memorice los lugares en los que debe situar el objeto o insertarla en los puntos de control de posición. Si vas a programarlo por primera vez, la firma dice que lo realizaras en dos horas y que únicamente requiere de una decena de líneas de programación para que comience a trabajar de manera autónoma.

El kit ActiNav de Universal Robots cuesta sobre unos 100.000 $, un precio que ofrece un retorno estipulado en algo menos de 2 años si se emplea en un trabajo a doble turno.

Sin lugar a duda la solución que ofrece UR es inmejorable si buscas automatizar un proceso de carga y descarga que sea fácil de instalar y de rápida amortización. Unifica los softwares y equipos asegurando el éxito del proceso.

Hyundai Robotics firma un acuerdo de 370 brazos robóticos

Hyundai Robotics firma un acuerdo de 370 brazos robóticos

La nueva compañía Hyundai Robotics, que forma parte de la estrategia del grupo coreano por aspirar hacerse con parte del sector de la robótica industrial, termina de firmar un contrato con Hyundai Motors para abastecer a sus fábricas de automoción 370 brazos robóticos. Para hacerse con el suculento contrato, Hyundai Robotics se ha enfrentado en el concurso con empresas de robótica líderes del sector procedentes de Alemania y Japón. El encargo ha sido realizado para una reciente fábrica de automóviles que la corporación está fabricando en el complejo industrial Deltamas, cerca de Yakarta, Indonesia. El pedido de trescientos setenta robosts industriales tendrá que ser distribuido en el último trimestre del 2022 ya que creen que la fábrica inteligente que contará con una superficie de 776.000 m2 pueda encontrarse a pleno rendimiento. 

En la nueva fábrica creen poder fabricar más de 200.000 vehículos con la tecnología más avanzada, dirigidos únicamente para el sudeste asiático, específicamente para los países que constituyen la ASEAM, como son Tailandia, Vietnam y Filipinas.

Sin lugar a duda es una razón de alegría para Hyundai Robotics, debido a que el poco tiempo que cuenta esta división paralela al grupo. Hasta la fecha, la elaboración y distribución de robots se hacía desde Hyundai Heavy Industries Holdings, siendo ahora Yoo-Seong Seo el director de Hyundai Robotics. Este importante contrato supondrá tranquilidad a la empresa de robótica, puesto que la mayoría de sus rivales miran con miedo la economía global del planeta.

ABB se alía con Covariant para incluir IA en robots de logística

ABB se alía con Covariant para incluir IA en robots de logística

Una empresa emergente de la región de California llamada Covariant ha alcanzado un acuerdo con ABB para realizar juntos la integración de sistemas contralados por Inteligencia Artificial en soluciones robóticas.

Covariant Brian es el programa de IA que ha creado la Startup ganadora del concurso global que lanzó la empresa tecnológica en 2019. En el concurso se presentaron 20 compañías emergentes tecnológicas especializadas en programar sistemas de Inteligencia Artificial. Se buscaba poner a prueba un programa de IA que fuese capaz de reflexionar, amoldarse al volumen y necesidades, así como a los desafíos que quiere afrontar la multinacional de robótica.

La Startup Covariant fue creada en 2017 y su centro logístico está en Berkeley, California. Uno de sus fundadores es Peter Chen, quien desempeña el puesto de director ejecutivo.

El objetivo es que los robots de la empresa ABB consigan formarse mientras elaboran en ambientes dinámicos junto a los humanos. Especialmente se van a centrar en elaborar programas robóticos para la logística, clasificación y disposición de paquetes del comercio electrónico.

Este es uno de los gremios con mayor proyección a medio plazo y apremia automatizarlo. Son compañías tradicionales que se caracterizan por usar un gran volumen de personas a lo largo de la trazabilidad de un paquete. Como se ha podido constatar en fechas señaladas, como pueden ser navidades, etc.., son lentos para seguir el ritmo y amoldarse al crecimiento del mercado.

Según un estudio de Statista, se cree que para el 2024 haya aumentado en un 50% llegando un volumen de negocio que lograra los 2,4 trillones de euros. La crecida de este gremio está determinando las tácticas empresariales de diversas empresas de robótica, incluida ABB.

Según ha explicado la propia compañía, ya se está poniendo a prueba el programa en brazos robóticos de la compañía Active Ants, un aprovisionador de servicios fulfilment en el comercio electrónico de algunos países del Norte de Europa.

La nueva pinza de OnRobot que aspira a ser utilizada en todos los robots colaborativos

La nueva pinza de OnRobot que aspira a ser utilizada en todos los robots colaborativos

OnRobot, líder en fabricación y desarrollo de gripper para el sector industrial, ha enseñado su nuevo modelo. Con nombre Soft Gripper pretenden ampliar su habilidad para agarrar todo tipo de materiales irregulares, como puede ser alimentos.

El nuevo gripper está destinado a trabajar con artículos relacionados con el gremio de alimentación y especialmente con objetos delicados. Como puede ser huevos, fruta y productos perecederos que requieren un manejo preciso, aunque si bien puede servir en otros sectores diferentes como por ejemplo el embalaje.

Soft Gripper cuenta con dos versiones, la de tres copas y la de cuatro dedos. Este gripper se distingue porque utiliza silicona como material de contacto con el producto, el cual no debe de alcanzar los 2,2 kg, según el fabricante. Como todos los productos de OnRobot, ha sido diseñada con la finalidad de que consiga ser utilizada por todos los cobots, mediante el sistema “One System Solution” de OnRobot. Hablamos de un sistema electromecánico que se amolda al efector final desarrollado por OnRobot.

Este sistema destaca por sustituir las pinzas de vacío, lo que asegura su fácil colocación al no necesitar circuitos de aire comprimido.

Diferentes características del OnRobot pueden ser, tiene una dimensión de agarre entre los 11 y los 118 mm e instalación rápida y flexible.

El Gripper acústico, una nueva posibilidad de sujeción

El Gripper acústico, una nueva posibilidad de sujeción

Las pinzas robóticas se hallan en pleno desarrollo buscando opciones de agarre innovadoras. Esto es lo que ocurre en el caso de la pinza acústica de la investigación Schuck, la cual está siendo desarrollada en la Universidad de ETH Zurich. A través de ultrasonidos, dejara aferrar cosas sin tener que tocarlos.

El joven de 31 años Marcel Schuck es un investigador de la Universidad de ETH Zurich. En la actualidad se encuentra investigando con los fondos de su ETH Pioneer Fellowship la realización de una pinza robótica mediante tecnología de ondas sonoras. La singularidad de este Gripper para robot es que permite atrapar dispositivos pequeños y quebradizos sin la necesidad de tocarlos.

La finalidad es conseguir proporcionar al sector de la Automatización Industrial nuevas oportunidades de manipulación de elementos. Para ello se encuentran buscando los ámbitos potenciales de aplicación en la industria.

Se estima que será de gran utilidad para manejar objetos especialmente de gran valor que sean quebradizos. Algunas de las utilizaciones posibles serían en la industria de la relojería o en la realización de microchips.

En la actualidad, para no estropear los objetos, se utilizan pinzas suaves convencionales similares al caucho. Son ideales para tratar con cosas delicadas, pero tienen ciertas limitaciones de precisión en el posicionamiento además de ser contaminantes.

Schuck No-Touch Robotics es como se llama el proyecto y utiliza tecnología espacial. Esencialmente se basa en un efecto que se viene empleando desde hace más de 80 años. Son ondas de ultrasonido que provocan un campo de presión totalmente inapreciable para los humanos.

Específicamente hay unos puntos de presión que se crean a causa de las ondas acústicas se sobreponen entre sí. Este movimiento produce que un elemento pueda permanecer levitando en el aire. 

Uno de los beneficios que proporciona el sistema de sujeción por ultrasonidos es que puede agarrar objetos con diferentes geometrías sin que tengamos que modificar las pinzas de agarre.

Marcel Schuck espera poder controlar la pinza electrónicamente por ultrasonido a través de un programa que maneje a su vez el brazo robótico. Para lograrlo, ha puesto varios altavoces de reducidas dimensiones en las 2 pinzas con forma de esfera personalizadas en una impresora 3D.

Kawasaki crea el robot humanoide Kaleido especialista en salvamento a seres humanos

Kawasaki crea el robot humanoide Kaleido especialista en salvamento a seres humanos

Son muchos los bienes que los robots de auxilio y de reconocimiento pueden aportar a las personas, especialmente cuando ocurren catástrofes naturales. Por ello la compañía Kawasaki Heavy Industries está desarrollando un androide con nombre Kaleido, el cual resalta de otros robots parecidos porque es multiusos y muy duro.

Kaleido es un robot humanoide con unas dimensiones de 85 kg de peso y casi dos metros de alto, fabricado con el objetivo de salvar vidas y de retirar escombros en desastres o catástrofes que golpeen al mundo.

Dispone de dos piernas y de dos poderosos brazos robóticos preparados para elevar, no sólo a un ser humano, sino además escombros y enormes vigas.

Es sabido por todos que el país Nipon, por su ubicación geológica, se ve muy perjudicado por diferentes desastres naturales como tifones y terremotos. Por ese motivo la empresa cree que Kaleido pueda trabajar desde ahora en ese país.

Este androide está creado para elevar en sus brazos a un ser humano y moverlo con cuidado a una sitio fuera de peligro. También, está preparado para apartar con sus piernas y brazos ruinas que obstaculicen su marcha. Kaleido está preparado para moverse y entrar en zonas de peligro, donde los humanos no pueden.

En caso de tsunami o de incendio, este robot humanoide puede llevar y emplear equipos y herramientas que las personas utilizan, sin necesidad de un equipo especializado y aumentando los roles que el robot puede tomar.

Aunque parece ser torpe Kaleido, y, es verdad que tiene con una movilidad un tanto reducida.

Sus inventores no rechazan que este robot pueda ser usado, en un futuro, en el espacio o en las profundidades del mar; es decir, que puede ir a cualquier lugar en vez de un ser humano.

OpenAI, el robot que el solo ha conseguido resolver un cubo de Rubik

OpenAI, el robot que el solo ha conseguido resolver un cubo de Rubik

La IA no va a cesar de sorprendernos en los próximos años dada su asombrosa facultad de aprendizaje del Machine Learning y del Deep Learning. Hoy os mostramos a OpenAI, un proyecto que ha realizado una máquina robótica que ha conseguido aprender por si sola cómo resolver un cubo de Rubik.

La mano de OpenAI es una maravilla de la ingeniería robótica y la Inteligencia Artificial. Hablamos de una mano de forma humana que está realizada de sensores de presión que le deja tener el manejo total de los gestos del robot.

La mano está manejada por un sistema compuesto por dos redes neuronales de IA al que han nombrado Automatic Domain Randomization (ADR). El proyecto se ha concentrado en investigar cómo consigue ingeniárselas la mano ante circunstancias que no están bajo su dominio.

Para ello se han empeñado en realizar uno de los juegos más conocido que las personas tenemos a mano, que es el cubo de Rubik. La mano es capaz de manejar el objeto incluso dificultándole el movimiento de los dedos. El nivel de dificultad es máximo, puesto que continuamente el eje del cubo se mueve, por lo que el robot se ve forzada a amoldarse tal y como lo realizamos las personas.

Te ofrecemos a que explores en las diferentes variedades de autómata que existen en el mercado y en qué es la Inteligencia Artificial y sus aplicaciones.

Fanuc se adelanta en la carrera en los robots colaborativos

Fanuc se adelanta en la carrera en los robots colaborativos

ABB, Universal Robots y Kuka son algunas de las principales marcas constructores de robots industriales que se enfrentan con Fanuc por liderar la venta de soluciones colaborativas para la creación 4.0. Por ello para no quedarse retrasado en la pugna, a finales del año pasado Fanuc pasmó a sus rivales enseñando frente los medios de comunicación su estrenada serie de robots colaborativos CRX. Lo hizo en iREX, la Feria de Robótica Internacional que se celebró en la capital de Japón.   

Transcurridos unos meses, es tiempo de evaluar con más detalle por qué sobresale entre sus adversarios el nuevo brazo robótico de Fanuc.

La gama CRX de brazos robóticos colaborativos de Fanuc es el modelo mejorado de la gama CR especial por ser de color verde. La pulida estética de su diseño, su fiabilidad y sus elevadas prestaciones nos han acabado de convencer. Es un brazo robótico de 6 ejes que sobresale por su flexibilidad y por ser una herramienta eficiente que trabaja fácilmente en cualquier ambiente de trabajo. Evidentemente llama la atención por ser más compacto que su predecesor, lo que permite en el momento de manejarlo y ser eficiente para un sinfín de aplicaciones.

Su apariencia ha sido optimizada con esmero de la misma forma que sus cualidades. Dispone de dos versiones, el CRX-10iA y el CRX-iA/L. La diferencia entre ambos se halla en la longitud de maniobra del brazo. Si el modelo estándar llega a los 1240 mm, el CRX-iA/L alcanza los 1410 mm.  Es capaz de manipular utensilios y piezas que no rebasen los 10 kg de peso, lo que le convierten en una excelente solución para mover cajas y piezas de pequeñas medidas.

Ha sido confeccionado para poder dotarlo con un programa de visión que le permite realizar carga y descarga de estanterías, de la misma manera que un dispositivo de visión 3DV/1600 realizado pot Fanuc que deja recogida de piezas con un alcance de 1600 mm. Este sofware se llama i RVision y resalta porque es una tecnología que se encuentra incluida en el mismo controlador del robot lo que posibilita su programación.

Para facilitar la programación del robot, Fanuc otorga a disposición de sus usuarios la ocasión de reemplazar el Teach Pendant por una tablet. Dispone de una programación intuitiva que deja aprender un movimiento mediante el guiado con la propia mano. Esto evita que el usuario necesite de una gran habilidad en lenguajes de programación.

El reto de Fanuc se centra en procurar una solución ligera, de fácil instalación y flexible para las pymes y medianas compañías que se aventuran por instalar sus primeros brazos robóticos. Entre las aplicaciones más señaladas para este robot debemos destacar el montaje, la soldadura por arco y el manejo de piezas mediante la integración de vehículos AGV.