Uniqlo utiliza robots para empaquetar niquis

Uniqlo utiliza robots para empaquetar niquis

A finales del año 2018, la firma japonesa del ámbito textil Uniqlo decidió reducir en un 90% el número de sus empleados, pero, hasta el momento en esta factoría aún había la labor que solicitaba que sus empleados cogieran y empaquetaran las prendas de forma fina y elegante.

Uniqlo ha establecido un pacto con la startup japonesa Mujin, quien se ha encargado de realizar robots de dos extremidades que agarran prendas y las colocan con cuidado en las cajas. Con este ejercicio, Uniqlo se encuentra a un paso de su total robotización.

Por medio de un programa de visión por ordenador, estos autómatas identifican las prendas. Posteriormente proceden a cogerlas con sus 2 brazos robotizados y las colocan en sus cajas apropiadas, de la misma forma que lo haría un trabajador humano.

Este dispositivo robotizado además logra colocar una caja con un cúmulo de prendas descolocadas que se hallan en sus envolturas de plástico. Para ello la máquina se ocupa de recoger cada una de ellas y dejarlas de forma ordenada en la caja para continuar a su siguiente envío.

Podemos decir que la destreza de estos dispositivos robotizados industriales ha avanzado mucho, y no sólo en el mundo textil. Existen prototipos que pueden agarrar hojas de una impresora de forma individual y también situarlas en la caja cuidadosamente.

Empresas como Amazon aún necesitan de recolectores humanos, sin embargo, cada vez apuestan de forma más decidida por la robotización. Issei Takino, cofundador y CEO de Mujin, declara que “En el caso de los almacenes, no hay humanos que pierden su puesto de trabajo debido a que los trabajadores simplemente no se encuentran allí”.

La empresa propietaria de Uniqlo, Fast Retailing, produce 1.300 millones de artículos textiles al año, suministrando en 3.500 tiendas de más de 26 países diferentes. Tiene como principal objetivo crear las prendas que sea exclusivamente precisa para los consumidores. Y ahora cuenta con una flota de androides que logran simular el tacto que aplican los humanos al efectuar estas labores.

El robot Spot incrementa sus habilidades

El robot Spot incrementa sus habilidades

Hoy en día todo apasionado a la robótica ha oído hablar de Spot, el modelo más perruna de Boston Dynamics. Así es, Spot es el encantador robot con estilo de perro que sobresale por su capacidad para arreglárselas de manera autónoma en casi cualquier terreno. Posteriormente de haberlo puesto en el mercado en 2019, acaban de lanzar una actualización del programa informático con la que prometen agrandar las habilidades del robot.

Tal y como han informado a los medios de comunicación, Boston Dynamics mejora la autonomía de Spot, como también el programa de comunicación y de navegación. Para mejorar las facultades del perro robótico han dispuesto de la ayuda de los propios compradores del Spot, lo que ha ayudado a conocer más sus insuficiencias de rendimiento. Esta modificación tan esperada permite abordar ciertas limitaciones que tenía la versión 1.0, sobre todo en asuntos de autonomía.

Ahora el robot de reconocimiento consigue escoger el camino más corto para alcanzar al punto indicado, incrementando capacidad de toma de decisiones. Además, han colocado una interfaz de programación de aplicaciones con código para sensores personalizados. En la actualización del software han agregado una mejoría en la programación que le permite moverse con mayor precisión por superficies escabrosos y escaleras. Ahora los sensores de fuerza que incorpora en sus piernas (sus cuatro brazos robóticos) responden mejor ante las órdenes.

También ha sido corregida la reconfiguración de cargas del robot por medio de una aplicación con nombre Api Spot. Desde este momento, cuando el hermano menor del robot Atlas se vea obligado mover o remolcar objetos pesado, será más sencillo y preciso el ajuste de su configuración.

Desde que el robot ha sido puesto a la venta, se han vendido a nivel mundial 120 unidades para diferentes utilizaciones y ámbitos. Está siendo todo un éxito el proyecto, si bien los propios responsables de Boston Dynamic, reconocen que esto acaba de comenzar.

Se investiga introducir la asignatura de tecnología desde primaria

Se investiga introducir la asignatura de tecnología desde primaria

La sociedad se está dando cuenta de que el destino de la humanidad dependerá de una forma u otra de los dispositivos inteligentes. Muestra de ello es que la manera educativa se encuentra en pleno proceso de desarrollo, a un ritmo más pausado de como correspondiera, por desdicha, es lo que está sucediendo.

Ahora la cuestión es, desde que momento es conveniente meter a los jóvenes en la tecnología robótica.

El desarrollo de los dispositivos inteligentes es imparable, pero en muchos estados, como es lo que sucede en España, está siendo frenado por la escasez que tropiezan las empresas a la hora de fichar profesionales capacitado para ampliar sus plantillas. Los informes apuntan a que algo menos de la mitad de las compañías europeas padecen problemas para incorporar profesionales en TIC.  

El desafío es variar con premura dicho estado e impedir que nos quedemos retrasados tecnológicamente por no haber sido capaces de procurar a los estudiantes de métodos en programación y robótica.

Parece que hay unanimidad en que, una de las claves más significativas, es de equipar a los alumnos de técnicas mediante una educación STEAM, proporcionando técnicas que incrementen su imaginación e instrumentos que impulsen los retos de trabajar en equipo. Para lograrlo, los estudiantes precisan utilizar los conocimientos adquiridos, del mismo modo que entrenarles para que ellos sean capaces de encontrar soluciones a sus fallos a través de un pensamiento crítico.

Responder esta interrogación requiere pensar primero sobre si los que tienen la obligación de desarrollar una técnica educativa capacitado, son plenamente conscientes del problemático futuro al que nos encontramos. ¿Expresarlo en voz alta es ser catastrofista? Ahora os damos unos datos…

Mckinsey & Company, una de las consultoras de mayor reputación a nivel mundial, predice que para el 2030, hasta 375 millones de hombres en el planeta serán despedidos de su puesto de trabajo como consecuencia de la robotización. Según el Foro Económico Mundial, más de la mitad de los escolares que se están estudiando en este momento educación Primaria trabajarán en puestos de trabajo que actualmente aún no se han inventado.

¿Estamos a tiempo de proporcionar instrumentos educativos validos a nuestros hijos?

Lo único que conocemos a ciencia cierta es que el mercado laboral se va a resquebrajarse favoreciendo a los que logren adaptarse a un escenario fluctuante que va a moverse en torno a la evolución digital, la robótica y la elaboración de programas. Por ello es fundamentalmente importante mentalizar entre los estudiantes que seguir estudiando en el transcurso de su vida va a dejar de ser una costumbre sana, sino una obligación más de nuestra vida laboral.

Actualmente, en la provincia de Madrid, los estudiantes llevan aprendiendo robótica desde 1º de Secundaria desde el curso 2015/16, sin embargo, se acaba de registrar en la Asamblea de Madrid un plan para que se cuente la asignatura de tecnología, elaboración de programas y robótica desde 5º de Primaria.

Esto sería un progreso más a la hora de acercar la ciencia y la tecnología a los estudiantes. Crear un método educativo en el que el estudiante y la robótica convivan, ayudará a la hora de provocar su interés en ellos e ir creando habilidades.

Son muy diversas las posibilidades que encuentras en el mercado para aproximar la robótica a los niños mayores de 4 años. Y no exclusivamente para levantarlos y divertirse con ellos, sino que les permite programar con códigos de una forma y adecuada para una edad tan prematura.

Que los más pequeños se desarrollen con naturalidad rodeados de pequeños motores, no debería de verse desde una óptica distinto a la de los juguetes con los que pasábamos el tiempo en nuestra niñez.

El cobot HC20 dirigido a ayudar a las empresas

El cobot HC20 dirigido a ayudar a las empresas

La carrera por sacar al mercado el robot colaborativo más efectivo es imparable y la empresa Yaskawa sigue intentando continuar en la cima. Para conseguirlo, ha desarrollado un nuevo cobot denominado HC20 que asegura favorecer a las empresas creciendo su producción a la vez que disminuye los costes de fabricación.

HC20 es un robot industrial creado para poder compartir el espacio de trabajo con humanos y dispone de funciones antipolvo y antigoteo IP67. Este robot colaborativo es la transformación del modelo HC10 y pertenece a la versión HC de Motoman.

Entre las principales propiedades del robot de Yaskawa resalta su facultad de carga máxima, la cual alcanza hasta los 20 kg de peso, así como un alcance máximo de 1.700 mm en horizontal y vertical.

Cuenta con una envoltura de uretano acrílico en la parte exterior y con acero inoxidable para la brida de la punta, lo que le favorece a la hora de trabajar en situaciones con humedad e incluso realizar lavados en agua que sean higiénicos.

Respecto al controlador podemos señalar que tiene de un YRC 1000 micro y sensores de fuerza para eludir atrapamientos.

Dispone de un modo de programación fácil e intuitiva que deja memorizar los movimientos guiado el cabezal con la propia mano.

Sus altas prestaciones y la fiabilidad de la marca le convierten en una herramienta ideal para soportar la robotización de un proceso en líneas de producción flexibles. Así lo cree la empresa Yaskawa, afirmando que el robot HC20 “satisface las carencias diversificadas de nuestros clientes”.

Láser Snake, el robot con aspecto de serpiente

Láser Snake, el robot con aspecto de serpiente

La robótica innova día a día para crear aplicaciones a las necesidades de las empresas, pero, ¿un robot que se mueve como una víbora? De este modo es, observa quién es Láser Snake y el porqué de su diseño.

Láser Snake ha sido desarrollado por OC Robotics, una empresa establecida en la urbe de Bristol, en el Reino Unido. Su nombre es Laser Snake pues dispone de una forma con una silueta parecida a la de una serpiente.

El objetivo de este robot es trabajar en ambientes peligrosos y de complicado acceso, como son los lugares estrechos, que estén contaminados o bien en peligro de desprendimiento. En zonas tan peligrosas puede de llevar a cabo numerosas funciones, como pueden ser tareas de exploración o a seccionar tuberías utilizando el potente láser que posee, hasta llevar a cabo tareas de desinfección.

El robot de OC Robotics se compone principalmente de 2 zonas, la primera sería la estructura del robot, al tiempo que la otra consta de un brazo con aspecto de víbora. Esta parte dispone de una longitud de hasta 3 m llegando a crear una curva en su estructura de hasta ciento ochenta grados.

Sus características permiten al robot de OC Robotics ser la aplicación robótica perfecta para campos estratégicos como son el aeroespacial y de construcción.

La empresa de robótica fue fundada en 1997 con sede en la urbe inglesa de Bristol. Por medio de cuantiosas inversiones y con la ayuda de TWI y NDA, crearon brazos robotizados con aspecto de víbora.

La compañía inglesa fue adquirida en 2017 por GE Aviation, Grupo líder   en la creación de motores de reacción y turbopropulsores para el campo aviación. GE Aviation, que se encuentra en un momento de crecimiento internacional, procuró con la incorporación de OC Robotics aumentar su capacidad de realizar labores de mantenimiento de componentes y acrecentar la eficiencia del soporte ON Wing.

El dispositivo robotizado mayordomo que logra llevar hasta tres pedidos distintos

El dispositivo robotizado mayordomo que logra llevar hasta tres pedidos distintos

Los robots sociales proporcionan soluciones colaborativas al servicio de la gente con el objetivo de apoyar en los trabajos rutinarios y más cansinos de nuestros hogares. Del mismo modo pasa en los terrenos laborales, como es el caso de hoteles, hospitales y compañías de logística. El robot mayordomo Techi Butler de Techmetics es un autómata asistente de navegación autónomo controlado por IA. Su cometido es ser miembro de nuestras vidas ofreciendo apoyo y encargándose en nuestras necesidades.

Hablamos de un dispositivo robotizado autónomo con apariencia de Androide que de momento se vende en países como Australia, Dubai, Singapur y Tailandia. Techi ha sido realizado por la compañía Techmetics, que con sede en Singapur tiene a Mathan Muthupillai como CEO.

Techi Butler es un dispositivo robotizado colaborativo y totalmente autónomo, preparado para andar por los pasillos de un hotel hallando y esquivando a los huéspedes y a los diferentes elementos que se encuentra en su recorrido.

El robot lo logra por medio de un sistema de cámaras y sensores que tiene incorporados. Igualmente, ha sido desarrollado para subir por ascensores y abrir puertas al estar conectado al sistema IOT por medio del wifi.

El dispositivo robotizado ha aprendido a relacionarse con las personas de un hotel a través de un monitor digital de 10,1 pulgadas, en el cual se muestra la figura de un dibujo de apariencia entrañable que representa la figura de su cara.

TechMetics ha desarrollado tres tipos de autómatas mayordomos para que sea el usuario quien seleccione el modelo en función de sus prestaciones. Los puedes elegir en función de su volumen, capacidad o peso, listo para acarrear hasta 60 kg a una velocidad que no alcanza los 1,5 m / s.

Los hay que disponen de tres espacios o con dos, existiendo una tercera versión con dos compartimentos ocultos para el almacenamiento, pero con una altura más estrecha. Los cajones se cierran de forma automática y solo se abren cuando el robot reparte su pedido en el destino indicado.

Techmetics quiere afianzar sus productos frente a sus adversarios, como son el autómata Temi, Savioke, Thalon y Tug. Sin lugar a duda una de las particularidades que hasta hoy le distancia de sus competidores directos es que es capaz de ejecutar hasta tres entregas distintas en un mismo viaje.

El robot mayordomo Techi Butler tiene una batería que le facilita estar trabajando durante 13h seguidas y cuando descubre que necesita recargarla, él mismo se desplaza hasta el punto de recarga.

Por un precio que ronda los 20.000 € puedes tener un robot

Por un precio que ronda los 20.000 € puedes tener un robot

El confinamiento y las normativas de distanciamiento social son sin duda nuevos retos a los que nuestra sociedad se debe de hacer frente. Sin embargo, es la tecnología y fundamentalmente la robótica, quien está aportando aire fresco y remedios a muchos comercios y empresas, como es el caso del Bar La Gitana Loca de Sevilla.

En este famoso local situado en la Cuesta del Rosario, en Sevilla, han pensado integrar en su plantilla un robot que sirve cervezas. El objetivo es poder agilizar el servicio en la barra a la vez que evitar aglomeraciones entre los consumidores. Alberto Martínez es el propietario del establecimiento, y para hacer el proyecto han contado con la firma de robótica de Sevilla llamada Macco Robotics.

En un principio el robot colaborativo fue diseñado para ser utilizado en las temporadas de gran afluencia que se producen en la Semana Santa sevillana y fines de semana. Prohibidas todas las celebraciones festivo-lúdicas, el cobot finalmente ha sido puesto a punto para la apertura del local del pasado lunes 11 de mayo. El cobot de Macco Robotics ha logrado atraer la curiosidad de los clientes, tanto porque ayuda a mantener las distancias aconsejadas por sanidad, como por su habilidad a la hora de servirles bebida. 

El “robot sevillano”, como lo llama el propietario del establecimiento, es en realidad un brazo robótico industrial. Lo han situado en la entrada, detrás de una barra. El cliente solo tiene que pedir la cerveza mediante una tablet y pagar con tarjeta de crédito. Una vez efectuado el pedido, el cobot recibe la orden, abre el tirador y la cerveza cae sobre un vaso de plástico.

El cobot ha sido creado para que también pueda servir bebidas en la terraza exterior. Un dato a tener en cuenta si acudes al establecimiento, es que si vas a pedir una cerveza el cobot te solicitara el DNI para asegurarse de que eres mayor de edad. Si estás meditando en añadir un robot como este a tu plantilla, debes de saber que este proyecto “llave en mano” cuesta ronda los 20.000 €, aunque existe la posibilidad de financiarlo por renting por un importe de entre 300 y 400 €.

En un local de comidas de nombre Spyce hay robots cocineros

En un local de comidas de nombre Spyce hay robots cocineros

La tecnología robotizada social avanza con paso seguro y las cocinas de nuestros hogares y restaurantes preferidos no se van a quedar atrás de la transformación que vivimos. Os presentamos a Spyce, un restaurante en donde unos robots cocineros os van a asombrar!!

Lograr que una cocina sea competente tanto en tiempos de confección de los platos como en el consumo de las materias primas es sin duda una complicada labor que, hasta el momento, muy pocos restaurantes pueden alardear de que lo hayan logrado. Este restaurante ha aceptado el desafío de conseguirlo y para ello ha adquirido siete robots con diseño de cacerola.

El restaurante Spyce se encuentra situado en Boston, en EEUU, y sus puertas se abrieron en mayo del 2018 con el propósito de servir a los usuarios platos de comida sanos a un bajo coste. Los creadores de la idea son 4 jóvenes estudiantes del célebre MIT, de nombre Luke Schlueter, Kale Rogers, Braden Knight y Michael Farid.

Para realizar su idea, en la que querían asentar la tecnología como epicentro de su restaurante, sugirieron introducir robots con los que mecanizar el desarrollo de cocinado. Para hacer las comidas y confeccionar cartas que fuesen actuales y sanos, consiguieron la preciada ayuda de Danield Boulud, un famoso cocinero premiado con 3 estrellas Michelín.

El restaurante ha propuesto una serie de comidas que se caracterizan por su variedad, entre los que resalta la comida asiática o mediterránea, aunque también tienes la opción de elegir entre comidas sin gluten u orientados a veganos.

El procedimiento de selección de una comida se desarrolla totalmente automatizado y es muy sencillo. Lo haces entrando en una aplicación desde un ordenador que tienes a tu disposición. Al estar automatizado, el pedido es mandado de un modo directo a la cocina, en donde hay 2 responsables que se encargan de sacar los ingredientes de la nevera.

Estos ingredientes se añaden automáticamente en distintas sartenes wok con forma de olla que cocinan a 230-232 grados manteniendo un proceso que dura tres min para que a continuación el plato sea presentado a tu placer con cilantro y lista para dar al usuario.

Este preciso y totalmente automatizado proceso consigue que desde que realizas el pedido, la comida la tengas colocada en un bol en menos de diez minutos. En ese mismo instante los robots realizan una autolimpieza para empezar a cocinar el siguiente plato.

Una característica de gran interés para el usuario es que, cocinar platos de manera robotizada afecta directamente en el precio del menú. Conseguir reducir el volumen de comida malgastada, ganar en la eficacia de la gestión del servicio y la rapidez en su elaboración, esto hace que Spyce pueda tener platos de comida sanos a un precio que oscila entre los 7.50 y los 8 dólares. 

El coche sin conductor Nuro de pruebas en California

El coche sin conductor Nuro de pruebas en California

Los autos sin conductor van rompiendo muros a la vez que van ofreciendo pinceladas de su posibilidad. Para parte de la población puede seguir siendo una tecnología futurista, sin embargo, la tecnología robótica, Inteligencia Artificial y sistemas de navegación que utilizan, se encuentran absolutamente maduros como para permitir una evolución imparable en el sector de la automoción.

Una de las ingenierías robóticas que más está impulsando la realización de los autos autónomos es Nuro. Se trata de un startup con sede en Mountain View, en California, la cual fue fundada en 2016 por Dave Ferguson y Jiajun Han. En 2019 recaudaron la cifra de 940 millones de dólares de SoftBank, un fondo de inversiones orientado a proyectos tecnológicos y más concretamente al desarrollo de robots.

Nuro es un coche eléctrico destinado para efectuar entregas de reparto a domicilio y comercios de manera autónoma. Es un proyecto vanguardista que desea cambiar el comercio urbano. Hasta la fecha han diseñado diferentes versiones que difieren entre sí por sus dimensiones y su capacidad de carga.

En el 2019 el condado de California aprobó que los autos de reparto autónomos pudiesen empezar a efectuar pruebas por las calles en situaciones reales. Por suerte para el progreso del proyecto Nuro, recibió su licencia pertinente para poder realizar las pruebas reales por las calles californianas de los condados de Santa Clara y San Mateo. Fue la primera licencia que otorgaron a un vehículo autónomo que no transporte pasajeros y ha sido concedida a su coche de baja velocidad, la versión R2, que dispone de una velocidad máxima de 40 km/h.

Algunas de las localidades en las que conseguiremos ver los vehículos de Nuro son en Atherton, Woodside y East Palo Alto. Para poder efectuar las pruebas sin conductor, les han puesto la premisa de que tiene que haber buenas condiciones climatológicas y que circulen por vías urbanas con un límite que no rebase las 35 millas por hora.

Has visto la lentilla robótica que mejora la vista

Has visto la lentilla robótica que mejora la vista

Aumentar la capacidad visual a través de una aplicación robótica ahora es posible. Sin duda pudo ser una propuesta interesante cuando se plantearon el reto unos ingenieros estadounidenses de la Universidad de California. Acompáñanos y te mostramos de qué manera desarrollaron.

Este sistema forma parte de un prometedor proyecto que ha sido llevado a cabo en San Diego por el Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial. Encabezados por Shenggiang Cai, el grupo de desarrollo han podido de crear una lente de contacto robotizada, la cual, por medio de al desplazar los ojos que efectuamos al parpadear, puede según deseemos un zoom y mejorar la capacidad de visión hasta en un 32 por ciento.

Para amplificar la capacidad de visión de manera artificial, la lentilla robótica usa la electricidad que sacan a partir del movimiento de los ojos.

Las lentillas se consideran como un robot debido a que disponen una parte eléctrica y otra robótica, o sea, son biomiméticas, y han sido diseñadas con una bolsa de agua salubre compuesta por polímeros que asemejan la función que realizan los músculos y las células. A medida que les llegan la información de un aumento del parpadeo, la aplicación se deforma cambiando la distancia focal. En el caso de que muevas los párpados un par de veces seguidas, se ajusta, y si vuelves a parpadear el ajuste regresa a su posición. Asimismo ajusta los parámetros en función de si miras cara arriba, abajo, o cara los laterales.

Este avance generado merced a la robótica aún debe de continuar desarrollándose antes que concluya siendo puesto a la venta. Sin embargo, proporciona un nuevo panorama a los estudiosos para que creen innovadoras soluciones a los problemas de visión. Crear prótesis graduadas que mejoren la capacidad visual de los humanos, especialmente entre las que tienen inconvenientes oculares, es una de las alternativas que en breve se encontrarán al alcance de cualquiera.