El robot de UVD-Robots mata los virus con luz ultarvioleta

El robot de UVD-Robots mata los virus con luz ultrvioleta

Las letales infecciones que se producen en las clínicas siguen siendo una peligrosa realidad para los consejos de sanidad. En estos momentos tan duros, en pleno brote del coronavirus en todo el mundo, nos damos cuenta de que aún tenemos mucha tarea por progresar. Y no solamente sucede en el desarrollo de robots quirúrgicos, sino en diferentes aspectos en que la robótica puede ayudar a mejorar la sanidad.

En los últimos años se han diseñado protocolos de limpieza en clínicas. Por su parte se han creado partidas económicas para evitar contagios, sin embargo la cifra apenas ha descendido en las 2 últimas décadas y en todo el planeta miles de enfermos continúan falleciendo por esta causa. No debemos olvidar que el coronavirus se transmite las calles de nuestras poblaciones, en las clínicas se están usando robots con los que realizar desinfecciones de habitaciones, quirófanos y pasillos empleando la robótica.

Las infecciones hospitalarias

Un estudio realizado en dos mil dieciséis por Epine junto con la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene concluyó que un seis por cien de los enfermos que eran hospitalizados contraían algún género de virus en la clínica. Los brotes más habituales, conforme un informe del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, son las que son inmunes a antibióticos como el fluconazol o bien la vancomicina, como son la “Klebsiella pneumoniae” o bien la “Clostridium difficile”.

Erradicar los virus de los centros hospitalarios se antoja un auténtico quebradero de cabeza, en tanto que las bacterias pueden situarse en muchos sitios. Una estadística de la misma investigación confirma que prácticamente el 30% de los contagios se desarrollan en los quirófanos, señalándola como el espacio más peligroso en un centro de salud.

Este tipo de contagios afecta principalmente a enfermos, más asimismo a trabajadores del centro, lo que genera un riesgo para sus vidas, un mayor tiempo del enfermo hospitalizado y un crecimiento en las bajas laborales entre los trabajadores del centro. La suma de la incidencia económica que provocan dichas infecciones en España supera anualmente los treinta millones de euros.

UVD Robot, diseñado para eliminar bacterias y virus como el coronavirus de manera automatizada

La compañía de Dinamarca Blue Ocean Robotics, se propuso en dos mil dieciseis ofrecer una solución a la desinfección de los centros de salud por medio de UVD Robots Aps en cooperación con el Hospital Universitario Odense danesa.

UVD robot (Robot de desinfección UltraVioleta) es un dispositivo que a través de un sistema de luz Ultra Violetas suprime patógenos perjudiciales y super bacterias. Es un sistema que básicamente está preparada para proporcionar espacios seguros sin bacterias a través de emisiones de luz de alta intensidad.

El desarrollador UVD Robots asegura que el nivel de eficiencia del sistema es de un 99,99% de bacteria muertas en un tratamiento de desinfección la cuál tarda unos 10 mnts.

El dispositivo tiene un peso de ciento cuarenta kg y unas dimensiones de 171 cm de altura con una base de sesenta y seis x noventa y tres cm. Su capacidad de autonomía de desinfección de 360º al tiempo que la longitud de Onda UV es de 254 NM. La aplicación está controlada por un sistema que está conectado a la red wifi. La capacidad de funcionamiento del módulo UV sin recarga es de 2-2.5h, lo que conlleva a una desinfección de nueve-diez estancias.    

Una de las peculiaridades de UVD Robot es que tiene la función de desplazarse por una habitación previamente mapeada gracias a los sensores que posee. Su velocidad máxima es de 5,4 km/h y dispone de una batería con un tiempo estimado de trabajo de 3h. A su vez tiene un botón de emergencia en caso de ser necesario detenerlo por seguridad de la aplicación.

Ha sido galardonado con diferentes premios internacionales

Por crear este proyecto innovador| que va a convertir la calidad de la salud pública, UVD Robots ha sido premiado con el afamado premio IERA Awards 2019. Dado el éxito alcanzado, hoy día el proyecto UVD Robots se halla en plena comercialización por todo el mundo.

ROBOT QUIRÚRGICO BROCA, MEJORANDO A DA VINCI

Robot quirúrgico Broca 3D para realizar cirugías robótica en 3 Dimensiones

En España ha sido diseñado un robot perteneciente a la familia del robot quirúrgico Da Vinci. Se trata de Broca, un prototipo más fácil de adaptar y más flexible capaz de ofrecer al médico cirujano una sensación táctil.

En distintos hospitales públicos y privados de España ya se encuentran funcionando robots de este tipo, pero es específicamente en Andalucía donde se está desarrollando el primer robot quirúrgico con visión 3D, el cual facilitará las intervenciones por laparoscopia por medio de una pequeña incisión, donde el médico operará con la ayuda de una minicámara de vídeo.

BROCA, mejora la cirugía del robot Da Vinci

Es importante señalar que Broca busca economizar los costes de fabricación y mantenimiento para que se adapten de mejor manera a los bajos presupuestos de los hospitales en la actualidad.

El objetivo fundamental de este proyecto es que Broca pueda funcionar con una, dos y hasta tres extremidades, dependiendo de las necesidades. Los robots que actualmente se encuentran en el mercado son pesados, con poca flexibilidad y muy voluminosos para su utilización. Por tal razón, el equipo de Broca propone un robot sencillo, versátil y mucho más liviano que los actuales. Adicionalmente, está capacitado para operar en diversas modalidades como, por ejemplo: cirugías complejas cardiacas, abdominales, pediátricas, torácicas o ginecológicas.

Tecnología 3D en la cirugía robótica

Su funcionalidad permite al cirujano estar sentado cómodamente y para controlar el robot quirúrgico utilizará unos mandos similares a los de una consola de videojuegos. El cirujano se moverá guiado por unos monitores, los cuales podrá observar con unas gafas 3D que dan una apariencia de realidad y volumen.Con estas gafas 3D, la idea es que se opere como si estuviese viendo de manera directa el interior del cuerpo, así como permitirle mayor movilidad al médico.

De igual forma también se intenta reproducir las sensaciones de las manos del cirujano, las cuales son su principal herramienta; por ello, los mandos tienen sensaciones táctiles de manera tal, que cuando se toca el joystick se tiene la sensación de fuerza que se realiza.

ROBOT QUIRURGICO START OPERA TEJIDOS BLANDOS

robot quirúrgico Start para realizar suturas en quirófanos

Nadie pone en duda que los robots cirujanos son el futuro de la cirugía, ya que son una realidad imparable que mejora con creces el resultado de las intervenciones. Sin embargo el proceso de investigación ha sido lento y costoso.

Os presentamos al robot quirúrgico Start, un robot que ha sido la revelación innovadora a la hora de suturar tejidos blandos humanos.

El robot cirujano Start creado por el Instituto Sheikh Zayed

Start es el acrónimo de Robot Inteligente Autónomo para tejidos blandos. Este robot quirúrgico ha sido desarrollado por un equipo de ingenieros y cirujanos del Instituto Sheikh Zayed de Innovación en Cirugía Pediátrica de Washington, en Estados Unidos.

Start es un robot totalmente autónomo que utiliza visión 3D y un algoritmo matemático con el fin de realizar suturas con la precisión de un cirujano experimentado. Además de ser el primero en lograrlo, el robot destaca porque es capaz de tomar decisiones por sí solo a la hora de realizar las suturas.

Este tipo de intervenciones mejora la sutura que se realiza habitualmente por medio de la laparoscopia, ya que es más regular y menos invasiva. Por todo ello Start destaca respecto al afamado robot Da Vinci, un robot de alta precisión que está controlado por un cirujano y que carece de inteligencia.

Para lograr alcanzar el alto grado de precisión que posee el robot cuenta con sensores que le permiten tener mayor destreza al brazo robótico y en definitiva al instrumental quirúrgico. Además incorpora un sistema de imágenes infrarrojas y otro sistema 3D llamado plenóptica, que le permite generar imágenes tridimensionales.

Según las palabras del vicepresidente del instituto que ha desarrollado el robot, “los resultados desde un principio nos sorprendieron, ya que la consistencia en todo el trabajo supera a la de los ciruganos”.